¡Agárrame ese fantasma!

¡Agárrame ese fantasma!

USA86 Min.PG
Tu voto: 0
8 1 voto

Sinopsis

«¡Agárrame ese fantasma!» (1941) es una película de comedia de terror dirigida por Arthur Lubin y protagonizada por Bud Abbott y Lou Costello.

La película comienza con Chuck Murray (Bud Abbott) y Ferdie Jones (Lou Costello) trabajando como dependientes en una gasolinera. A través de una serie de desventuras, se convierten sin saberlo en los herederos de un gángster fallecido llamado «Moose» Matson (William B. Davidson).

El testamento de Matson estipula que Chuck y Ferdie hereden su taberna aislada y en ruinas, de la que se rumorea que está encantada. Son llevados a la taberna junto con otros personajes, como el Dr. Jackson, Norma Lind, Camille Brewster y Charlie Smith, un gángster que se hace pasar por reportero.

A su llegada, se encuentran varados debido a una tormenta, y empiezan a ocurrir cosas extrañas. La taberna parece estar encantada, a medida que avanza la noche, se hace evidente que los fantasmas son una tapadera para algo más siniestro.

Descubren que Moose Matson había escondido una gran suma de dinero en la taberna antes de su muerte, y Charlie Smith está allí para encontrarlo. El grupo se encuentra con varias situaciones cómicas y de suspense mientras buscan la fortuna escondida.

¡Agárrame ese fantasma!
¡Agárrame ese fantasma!
Ver Película Descargar
Título original Hold That Ghost
IMDb Rating 7.3 6,291 votos
TMDb Rating 6.7 263 votos

Director

Arthur Lubin
Director

Reparto

Bud Abbott isChuck Murray
Chuck Murray
Lou Costello isFerdinand Jones
Ferdinand Jones
Richard Carlson isDoctor Jackson
Doctor Jackson
Joan Davis isCamille Brewster
Camille Brewster
Evelyn Ankers isNorma Lind
Norma Lind
Marc Lawrence isCharlie Smith
Charlie Smith
Shemp Howard isSoda Jerk
Soda Jerk
Russell Hicks isBannister
Bannister

Reproductores

  • Español
  • Subtitulada
  • Ver trailer
Ver Película Descargar

Títulos similares

Señora Doubtfire, papá de por vida
Constantine: City of Demons The Movie
Más respeto que soy tu madre
Iberion
Don’t Let Them In
The Art of Self-Defense